Protección Accidentes Oculares

  • PDF

PROTECCION EN EL DEPORTE

optica-fabregas-gafas-deporteCada día hay más personas que practican algún tipo de deporte. Al igual que se usa ropa y calzado específicos, cascos, muñequeras, rodilleras, coderas y otros elementos para protegerse, es necesario prestar atención a la protección de las zonas más vulnerables del cuerpo. Los ojos y sus anexos son una de las zonas de mayor riesgo y que mayor protección requieren.

El deporte se ha convertido en un fenómeno de amplia difusión social siendo una alternativa cada día más popular para practicar en el tiempo de ocio por un creciente número de deportistas aficionados.

El fútbol, la natación y el ciclismo se destacan por el número de adeptos seguidos de gimnasia, baloncesto, tenis, aeróbic, montañismo y atletismo. En los últimos años han adquirido mucha popularidad los deportes denominados de riesgo o aventura, como el ráfting, barranquismo, surf, windsuf yotros. El espectacular aumento de participantes en dichos deportes ha supuesto un aumento, también espectacular, del número de lesiones oculares por no llevar una adecuada protección ocular.

Deportes enérgicos como el fútbol, hockey, baloncesto o squash, donde existe un riesgo de contacto, merecen una atención especial. Por supuesto también los aficionados a deportes practicados al aire libre como la caza, la pesca, el golf, el esquí y otros, pueden beneficiarse de las gafas deportivas, graduadas o no, protegiéndose de los nocivos rayos UV y mejorando los contrastes necesarios en estas prácticas deportivas. Así mismo los deportes acuáticos como la natación y el submarinismo disponen de gafas especiales de silicona, que pueden ser  graduadas, para practicarlos con los cinco sentidos.

Las gafas deportivas graduadas mejoran el rendimiento del deportista ya que es necesaria una buena agudeza visual para ver la portería, el marcador, el tiempo en la pantalla, las indicaciones del entrenador o incluso la expresión del contrario.

También cabe mencionar la posibilidad de mejorar nuestras habilidades visuales realizando un programa de terapia visual coordinado por un óptico-optometrista especializado.

Según datos aportados por la Asociación Americana de Protección Ocular, cada año tienen lugar cerca de cien mil accidentes oculares relacionados con la práctica de algún deporte. Aproximadamente el 50 por ciento de estos accidentes requieren atención médica. La investigación de dichos accidentes, ha demostrado que al menos el 90 por ciento de las lesiones oculares se pueden evitar con el uso adecuado de gafas deportivas de protección.

Los niños en edad escolar son los más proclives a sufrir este tipo de accidentes porque su coordinación de movimientos, equilibrio, tiempo de reacción y velocidad no están tan desarrollados como en un adulto.

Las cualidades de las gafas de protección residen en los materiales especiales con los que están fabricadas, que deben ser ligeros, antialérgicos, resistentes a roturas y golpes, los lentes tienen que ser de policarbonato irrompibles que ofrezcan protección total,  las curvaturas ergonómicas para amortiguar el viento, así como sistemas de ventilación que eviten empañamientos como consecuencia de la transpiración. Deben ser cómodas y se concede ante todo prioridad a la sujeción para evitar que se caigan o el deportista esté pendiente de ellas, lo que disminuiría sensiblemente su rendimiento.

Dependiendo de la actividad deportiva practicada, se deberán aconsejar los materiales, lentes y filtros más adecuados para desarrollarla con la máxima protección  y mejor visión posibles.

 

domicilio  Bv Galvez 1247 - CP (3000) Santa Fé, Santa Fé - Argentina

Turnos en Información:

 telefono2     (0342) - 4528918 / 4553157

mail2 [email protected]live.com.ar