La Presbicia: ¿cuánto sabe sobre ella?

¿Qué es?

La presbicia es cuando los ojos pierden gradualmente la capacidad para ver objetos de cerca. Es un proceso normal del envejecimiento. De hecho, la palabra “presbicia” (proveniente del griego), significa “ojo envejecido”. Puede comenzar a notar la presbicia poco después de los 40 años. Es probable que sostenga a una distancia mayor lo que está leyendo para poder leer claramente o necesitar de mayor iluminación y/o contraste.

Sus causas

El cristalino transparente se apoya en el interior del ojo, detrás del iris de color. Cambia de forma para enfocar la luz sobre la retina para que usted pueda ver. Cuando usted es joven, el cristalino es suave y flexible, y puede cambiar de forma fácilmente. Esto le permite enfocar objetos tanto de cerca como de lejos. Después de los 40 años, el cristalino se vuelve más rígido y no puede cambiar de forma fácilmente. Esto dificulta la lectura, se hace más difícil enhebrar una aguja o hacer otras tareas que requieren ver de cerca.
No hay manera de detener ni revertir el proceso normal de envejecimiento que causa la presbicia. Sin embargo, la presbicia puede corregirse con anteojos, lentes de contacto o cirugía. Si no corrige la presbicia, puede sentir molestia causada por dolores de cabeza y fatiga ocular.

Tratamientos

Usar anteojos de lectura.

Si la presbicia es el único problema que tiene en la visión (no tiene miopía, hipermetropía ni astigmatismo), puede que sólo necesite anteojos. Los anteojos de lectura ayudan a corregir los problemas de visión de cerca doblando (refractando) la luz antes de que ingrese en el ojo. Estos deben ser recetados cuidadosamente, para no empeorar o acelerar la presbicia, como ocurre con los pacientes que compran lentes pre-medidos.  

Lentes bifocales, progresivos o multifocales.

Si ya usa anteojos para otros problemas de visión, ahora necesitará lentes bifocales, trifocales o progresivos.
Los bifocales corrigen la visión de cerca y de lejos. Una línea que puede ser vista o no, divide el lente. La parte inferior del lente refracta la luz para la visión de cerca. La parte superior refracta la luz de manera que pueda ver objetos distantes.
Los lentes progresivos o multifocales corrigen la visión como los bifocales y los trifocales. Sin embargo, en lugar de tener una línea que divide cada área refractiva, la refracción cambia gradualmente en el lente desde arriba hacia abajo.

Lentes de contacto.

Algunas personas prefieren usar lentes de contacto en lugar de anteojos. Existen dos tipos de lentes de contacto que ayudan a tratar la presbicia:

Contactos de monovisión: estos lentes de contacto corrigen la visión de un ojo para ver de lejos y del otro para ver de cerca. Es necesario adaptarse a los lentes de monovisión y entrenar al cerebro para ver de esta manera.

Contactos multifocales: estos lentes tienen diversos anillos o zonas con diferentes graduaciones. Con este diseño, se utiliza tanto la visión de cerca como la de lejos al mismo tiempo. Sin embargo, su cerebro aprende a escoger el enfoque adecuado automáticamente para lo que quiere ver. Usar un lente multifocal quizá le ofrezca una visión menos nítida que cuando usa un lente monofocal.

Cirugía refractiva.

Algunas personas pueden someterse a una cirugía para conseguir monovisión. Esto puede disminuir la necesidad de usar anteojos para ver objetos de cerca y de lejos.
Con un láser, el oftalmólogo cambia la forma de la córnea para una visión clara de lejos en un ojo y de cerca en el otro. Esto también se puede realizar con lentes intraoculares en personas que no se les pueda aplicar laser o tengan cataratas, por ejemplo. 
Cada paciente será evaluado minuciosamente para decidir el tratamiento más adecuado en cada caso en particular.

Por

Instituto de Ojos Paez Allende.